/* Template Name: Imagen Grande Template Post Type: post */ Homenaje en redes sociales a Emilia Pardo Bazán, en el centenario de su fallecimiento | Concello de Mondariz Balneario

Grandes figuras de la literatura como Emilia Pardo Bazán y Rosalía de Castro forman parte de la memoria cultural de Mondariz  Balneario.

En una época y en una sociedad en la que la figura de la mujer era irrelevante, Enrique Peinador (alma mater del emporio  empresarial vinculado al agua de Mondariz), era además de un gran empresario, un hombre culto y adelantado a su tiempo que apostó por normalizar y reconocer la contribución de la mujer a la cultura y a la sociedad de esos años.

Un busto de Emilia Pardo Bazán (que escribió más de treinta textos, recopilados por la profesora e investigadora Patricia Carballal, donde se resaltaba el esplendor del balneario en las postrimerías del siglo XIX y en los primeros años del XX), realizado por el escultor Lorenzo Coullaut Varela, presidía la Biblioteca Principal del Gran Hotel junto con los de otras escritoras ilustres: Juana de Vega Martínez, Concepción Arenal y Rosalía de Castro.

Emilia Pardo Bazán demostró siempre un gran interés por el termalismo y a lo largo de su vida, a causa de sus enfermedades, visitó villas termales por España y por distintos lugares de Europa. Sin embargo sabemos por sus publicaciones que sentía una especial predilección por el Balneario de Mondariz, donde se ocupaba de su salud y alimentaba su intelecto escribiendo y participando en animadas tertulias con otros personajes ilustres.

Ahora, en el centenario de su fallecimiento, queremos rendirle homenaje publicando periódicamente algunas de sus citas relacionadas con nuestra VIilla en el Facebook de Turismo de Monzariz Balneario.

Esta es la primera de la serie:

“Hará cosa de trece o catorce años, cuando por primera vez trepé a la barbacana del feudal torreón, no existía en Mondariz establecimiento balneario, ni venían en romería al Vichy gallego gentes de alto copete, hombres de Estado, generales, infantes de Portugal y reinas morganáticas. Solo algunos portugueses de clase media, y tal cual hijo de Galicia que conocían las maravillosas virtudes de los manantiales de Gándara y Troncoso, se arriesgaban a internarse en estas montañas…”

Emilia pardo Bazán ,”En el castillo de Sobroso” (El Imparcial, 03/10/1887).

A %d blogueros les gusta esto: